UVA NEGRA: FRUTA DE TEMPORADA

Con el verano , en este mes de Julio, comienza la temporada de la uva negra, fruta con numerosos beneficios para la salud y además muy utilizada en estas épocas del año para realizar la llama «cura de la uva» o «dieta de la uva».

La cura de la uva es una monodieta depurativa, energizante y desintoxicante que proporciona excelentes resultados y es muy sencilla de seguir.

Se trata de comer únicamente uvas y zumos de uvas negras durante unos días. Hay personas que afirman que deben de ser 5 días completos, otras personas que con tres es suficiente. Lo mejor es que siempre este supervisado por un especialista que te aconseje según tu peso , tu morfología y tus necesidades, cuanto días puedes hacerlo, si es recomendable para tu estado en ese momento etc.

Esta cura es muy depurativa, nos ayuda a limpiar el organismo en profundidad y es revitalizante, lo que viene genial para el verano. Al ser depurativa, es ideal para perder líquidos y evitar que se nos hinche el cuerpo y sobre todo las piernas.

Al ser energizante ayuda a que la persona se sienta con fuerza, energía y ligera. Todo esto favorece a sentir un cuerpo y mente rejuvenecido, menor pesadez en el cuerpo en general y buen humor.

Lo ideal es alternar uvas negras (rica en taninos y vitaminas) con blancas mas digeribles. Se puede comer de 2 a 4 kg diarios repartidos en cinco comidas.

Al terminar la cura pasados los 3 o 5 días, se empezará a incorporar alimentos poco a poco al organismo (huevos, pescados, lácteos) y para lo último dejaremos la carne.

Los beneficios que te reporta el consumo de uva negra son los siguientes:

– Las uvas negras son las frutas más fibrosas que podemos encontrar.

– Previene enfermedades del riñón y problemas intestinales.

– Ayudan cuando tenemos épocas de debilidad corporal, por ello se la considera como una fruta que combate los estados de anemia.

– Son muy digeribles, reducen las fermentaciones intestinales y activan la función hepática.

– Tomar jugo de uva negra incluyendo la piel, la pulpa y las semillas, alimenta el sistema circulatorio favoreciendo la salud cardiovascular, mejorando el sistema inmune y los estados anémicos.

– Ayuda a prevenir enfermedades del hepáticas y problemas intestinales.

-Ayuda en la prevención del envejecimiento prematuro, ya que tiene un gran poder antioxidante.